El conocimiento empresarial

Las empresas tienen vida propia, son dinámicas, y conforme crecen se van convirtiendo en negocios diferentes. No es lo mismo dirigir a una empresa de tres personas, que a una de treinta, que a una de trescientas, así como no es lo mismo atender cinco clientes, que cincuenta, que quinientos. Se requieren habilidades y estrategias diferentes.

Desgraciadamente, la historia esta llena de casos en donde negocios que parecían estar encaminados hacia el éxito, fracasaron por razones desconocidas, precipitándose a la quiebra, vendiéndose a un competidor por una fracción del valor, o simplemente cerrando sus puertas.

Las razones son innumerables, pero si tomamos en cuenta la premisa de que vivimos en un universo en donde todo pasa por “causalidad” y no por “casualidad”, tanto éxitos como fracasos suceden por las acciones que hacemos o dejamos de hacer, no es sólo un asunto de suerte.

En el caso de los fracasos, es muy común que se originen por fallas: fallas en el plan de negocio, fallas en la administración, fallas en el marketing o en el mercado elegido, fallas en el modelo de negocio, en la planificación, en la plaza, en los productos, en la calidad, en los procesos, fallas que en muchos casos pudieron haber sido detectadas y corregidas a tiempo si hubiese habido un mayor conocimiento al respecto.

La educación no es un gasto, es una inversión

Para evitar fracasos hay que prevenir situaciones de riesgo, y sólo podremos prevenirlos en la medida en que seamos capaces de distinguir lo que pueda suceder. Los postgrados en negocios tienen la característica de ayudarte a desarrollar habilidades que contribuirán con el éxito de tu empresa y te permitirán conocer muchos casos de triunfos y de fracasos en los negocios y sus posibles causas. Aprender de estas experiencias resulta ser invaluable al momento de enfrentarnos situaciones similares.

La competencia en este mundo globalizado trae a la mesa nuevos jugadores, nuevos retos y nuevas reglas, en donde contar con conocimiento e información de última mano se convierte en una ventaja que puede hacer la diferencia.

La educación es entonces una de las formas mas efectivas de mantenerte actualizado, de adquirir nuevas ideas que puedes aplicar directamente en tu empresa y de conocer además a otros empresarios que como tú, se enfrentan a problemas y retos similares. Al mismo tiempo, es un lugar perfecto para establecer relaciones personales, promover tu empresa y generar más negocio.

Las opciones existentes hoy en día

Las opciones que hay en nuestros tiempos son innumerables. Prácticamente cada universidad ofrece una gran diversidad en cursos de actualización continua, diplomados o postgrados. Universidades nacionales y extranjeras ofrecen cursos completos en un par de días, lo que te permite combinar el turismo con el aprendizaje.

La capacitación en línea es cada vez más común y fuerte. El Internet te permite tener acceso a cientos o miles de programas educativos e inclusive hacer una maestría desde tu casa u oficina.

Cabe mencionar que este tipo de educación es deducible de impuestos, y que para asistir a la mayor parte de los cursos de actualización o diplomados no es necesario contar previamente con un título universitario..

 

 

 

 

 

 


Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix