Astronomía

Los anillos de Saturno, los satélites de Júpiter, el casquete polar de Marte, los montes y llanuras de la Luna . . . ¡qué bello sería poder observar más de cerca estos maravillas del cielo! Bien, pues si de veras lo desean, no piensen que es demasiado difícil.
No es indispensable disponer de instrumentos grandes y perfectos como los que hay en los observatorios astronómicos; un pequeño catalejo o un telescopio son suficientes para poder admirar un espectáculo maravilloso.

Maravilloso y siempre nuevo ... Porque el aspecto de la superficie de los planetas presenta grandes cambios, a veces en el transcurso de pocas horas. Los planetas nos reservan siempre alguna sorpresa. Y no solamente esto; aun con un instrumento sencillo podemos observar muchísimos cuerpos celestes, invisibles a simple vista. Nos sentiremos descubridores de nuevos mundos ...

PROCURARSE UN INSTRUMENTO

Hoy es fácil procurarse un instrumento que permita estudiar astronomía mediante observaciones directas; se puede adquirir a un costo no demasiado alto, o bien lo puede construir uno mismo. Para ello, no necesitaremos más que un poco de buena voluntad, ya que las dificultades para construir Un pequeño telescopio no son mayores que las enfrentadas por los aeromodelistas para montar una maqueta de avión.


SABER USAR EL INSTRUMENTO

Cuando se posee un instrumento, es menester saberlo usar y también saber qué astros habrán de enfocarse y, a fin de reconocerlos, cuál será el aspecto que presentarán dada la potencia del instrumento empleado, el estado del cielo, etc.
Una de las características más importantes de un instrumento astronómico es la solidez y la estabilidad de su montaje, esto es, del sistema de sujeción y enfoque, el cual debe permitir variar el punto de observación (para seguir a los astros en su movimiento en la bóveda celeste) de un modo sencillo y sin dificultades ni trabas.

CÓMO Y CUÁNDO OBSERVAR

Para observar bien, no es imprescindible disponer de un ángulo de visión libre que abarque todo el horizonte; se pueden efectuar observaciones interesantísimas desde una ventana o desde un balcón, aunque, como es obvio, desde tales sitios la vision sea limitada. Si bien la vision restringida obliga a esperar que los astros esten muy altosen el cielo, en cambio sus imágenes seran mas nítidas y mostraran mas detalles. Un balcon o una ventana son, pues, mas que suficientes. Una precaución necesaria es la de colocarse de modo que las luces de la iluminación de las calles no nos molesten.

Para que la observación sea buena es necesario, naturalmente, que el cielo este despejado. Pero no basta que se halle libre de nubes o niebla. Si hay viento, a simple vista se verán tal vez muchas estrellas, pero el telescopio no mostrará imágenes claras; sobre todo, las imágenes de los planetas y de las estrellas ribeteadas serán imprecisas y confusas.
Se podrán observar bien, por el contrario, las nebulosas, teniendo en cuenta que se deberán usar objetivos no muy potentes.

Tipos de instrumento
Es muy importante conocer el principio de funcionamiento de los instrumentos astronómicos, a fin de comprender cuales son sus posibilidades y decidir el modo de emplearlos.
Los instrumentos astronómicos se llaman, genéricamente, telescopios; esta palabra significa literalmente "lo que hace ver lejos", de los vocablos griegos "tele" =lejos; "scopeo" =veo.
Los telescopios se llaman "refractores" o "reflectores", según el tipo de sus objetivos.

Refractores
En los telescopios "refractores" una lente (el objetivo) proyecta detrás de sí la imagen del astro que se ha enfocado. Una pequeña lente, o sistema de lentes, (el ocular), aumenta la imagen ofrecida por el objetivo. Este tipo de telescopio se llama refractor porque los rayos luminosos atraviesan el objetivo y se refractan antes de llegar al ocular. Los prismáticos y los pequeños catalejos son refractores.

Reflectores
En los telescopios "reflectores", la imagen que se observa con el ocular se forma con los rayos reflejados en el espejo que hace de objetivo. Es reflector el telescopio astronómico de Monte Palomar en California, E.E.U.U. Es el más grande del mundo, y dispone de un espejo cóncavo de 5 mts. De diámetro. En su mayor parte, los instrumentos astronómicos actuales son reflectores.

Cual escoger
En el uso corriente, se llaman por lo general "catalejos" los instrumentos refractores, y "telescopios" los reflectores.
En caso de que debamos elegir entre los dos tipos, es aconsejable dar preferencia a un refractor (catalejo), si lo que deseamos es un instrumento con un objetivo de diámetro inferior o los 8 o 10 cm.
Pero elegiremos un reflector (telescopio), si deseamos un instrumento de dimensiones mayores.
Dados objetivos de igual diámetro, el telescopio es más barato, y si los elementos ópticos integrantes son perfectos, en ambos casos lo calidad de las imágenes es la misma. Además de diferenciarse por el tipo, los diversos instrumentos se distinguen por la potencia de su aumento. En lo que sigue ofrecemos un resumen de los características de los más comunes, de aquellos que más fácilmente se pueden obtener.

LOS PRISMÁTICOS
¿Quién no se ha entretenido alguna vez mirando con unos prismáticos las casas lejanas, la ladera de una montaña, un barco sobre el mar? Es fácil enfocar con unos prismáticos; entonces se ven muchas cosos que a simple vista no podrían distinguirse. Ahora bien, ¿por qué no dirigir los prismáticos hacia el cielo estrellado? Quizá parezca imposible que puedan servir también para este uso. Pero con ellos se pueden ver muchos estrellas, así como los satélites de Júpiter; se pueden entrever las montañas de la Luna, las fases de Venus y los anillos de Saturno ... En conclusión: se puede lanzar una mirada a muchos de los más bellos panoramas del cielo.

EL INSTRUMENTO BASE
Pero mirar los astros con unos prismáticos aumenta, más que satisface, nuestra curiosidad.
Un anteojo provisto de un objetivo de un diámetro de 50 a 80 mm. permite, en cambio, observar bastante bien las superficies de los planetas y entrever nebulosas y constelaciones.
Los instrumentos de este tipo cuentan, por lo general, con uno potencia comprendido entre los 20 y los 200 aumentos. Se los considera instrumentos base paro empezar a estudiar los astros.

UN INSTRUMENTO MÁS POTENTE
Quien pueda disponer de un instrumento con objetivo de 10 o 15 cm de diámetro, apreciará detalles de las superficies de los planetas, verá Estrellas debilísimas, percibirá la estructura de las nebulosas. etc. Estos instrumentos ofrecen imágenes aumentados entre 200 y 300 veces Su empleo correcto y eficaz requiere, sin embargo, una montura, soporte muy estable y un instrumento adicional de menor profundidad de campo pero de mayor superficie de observación, para facilitar el enfoque.
Como lo adquisición de un instrumental de este tipo puede resultar excesivamente costosa muchos aficionados optan por construirlo.

Telescopio espacial Hubble
Telescopio espacial Hubble, en orbita alrrededor de la Tierra.

500 AUMENTOS
Cuando Schiaparelli descubrió los canales de Marte (el siglo pasado), no utilizaba instrumentos de más de 500 aumentos. Actualmente, tales instrumentos son de uso común, aunque dado su precio conviene construirlos uno mismo. La dificultad mayor reside en el espejo, que debe tener un diámetro de 25 a 30 cm, Con un instrumento de este tipo se pueden ver casi todos los cuerpos celestes y realizar observaciones que podrán ser útiles, incluso a los astrónomos profesionales. El planeta Plutón, por ejemplo, fue descubierto por un joven aficionado a lo astronomía.

 

Google
 

 


 

 

 

 

Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix