MOTIVACIÓN Y APRENDIZAJE

La motivación es el motor que mueve toda conducta, lo que permite provocar cambios no solo a nivel del estudio sino que también en la vida en general. También se puede definir como el conjunto de procesos implicados en la activación, dirección y persistencia de la conducta. Existen muchas variables que influyen en la motivación para aprender que pueden ser personales o contextuales.

Uno de los factores que influye muchísimo en la falta de motivación es la presencia de libro de textos pocos llamativos, con pocas láminas y con pocos desafíos, hay que trata de dar pistas a los alumnos para que superen el pesimismo que a veces les bloquea ante los libros.

Al aprendizaje hay que añadirle un poco de placer y satisfacción. "una de las maneras de encontrar el atractivo de las materias enseñadas en la escuela es justamente considerarlas en su conjunto, comprender que todas forman parte de un conjunto que es el aprendizaje y que todas las asignaturas se relacionan entre sí y que son un todo. La filosofía no se detiene a comienzos de siglo como en la mayoría de los manuales, la historia continúa después de la II Guerra Mundial, la física tiene que ver con los descubrimientos científicos recientes... Es una vinculación que hoy en la enseñanza se le llama CTS (ciencia, tecnología y sociedad) la ciencia no es ahistórica sino que se relaciona continuamente con su historia y con su sociedad. Los conocimientos hunden sus raíces en la realidad y no cesan de desarrollarse, independientemente de la escuela, hay que tener claro que el aula esta inmersa en una escuela y que la escuela se encuentra en una sociedad que la influye continuamente El docente debe considerarse como una especie de investigador ayudará al estudiante. "Pero, al igual que el científico, no puede esperar sentirse entusiasta en todo momento. El astrofísico no se dirige todos los días al trabajo diciéndose: "hoy voy a resolver el enigma del universo. No. También él sufre la rutina, como todo el mundo. Pero lo esencial es no perder el sentido de lo que se hace, cultivar las motivaciones primeras y saber que existe también un verdadero placer de aprender, una verdadera satisfacción. Por supuesto, están los exámenes: "Hay plazos, urgencias. En la escuela como en la vida. Los estudiantes deben cuestionarse en forma continúa: ¿de qué sirve tal materia en mi vida? ¿Me enseña algo? ¿Me gusta lo que estudio? Para que el aprendizaje sea realmente significativo para el alumno, este debe vincularlo continuamente con su vida cotidiana y ver en el estudio una herramienta para su futuro.

Si una materia no gusta hay que buscar el motivo. "Hay que identificar el obstáculo que puede ser de cualquier índole; puede ser la motivación misma o puede ser un obstáculo epistemológico, la abstracción es un gran obstáculo especialmente en los alumnos más pequeños, por ejemplo imaginarse una célula es muy difícil para ellos (a algunas personas eso les gusta, a otras no). En cuanto a las matemáticas, es uno de los grandes obstáculos para los alumnos, puede ser "un gusto difícil de educar, pero es posible. Todos experimentamos un bloqueo natural ante los números. Pero se puede vencer de la misma manera que se combate el miedo al agua cuando se aprende a nadar. La mejor manera es abordar los problemas como enigmas o rompecabezas. (...) Las matemáticas se convierten entonces en una gimnasia mental que nos procura satisfacción". El gran problema de las matemáticas es que los alumnos no logran vincularlas con la vida cotidiana, no logran encontrar su verdadero objetivo.

Se puede encontrar placer en cada disciplina si se advierte su sentido: "si se advierte, por ejemplo, que la filosofía no es sólo una reconstrucción del pensamiento de algunos autores, sino también una educación de la sabiduría, una respuesta a los grandes problemas de nuestro tiempo..., una asignatura que nos permite "pensar" O si se comprende que, tanto en los problemas de los cambios de velocidad de una bicicleta como en las cuestiones de astronomía, la física prosigue la misma y fascinante búsqueda de las constantes de la naturaleza".
De todos modos, el gusto por una asignatura no supone necesariamente que uno tenga más posibilidades de destacar en ella: "EI talento no está ligado al placer, si es el caso, mucho mejor Pero es preferible apoyarse en nuestros puntos fuertes. A cada uno toca identificarlos. Muy a menudo se ven estudiantes que, han escogido la disciplina que preferían antes que la que les convenía.

Respecto a los contenidos de la enseñanza, se afirma que "la escuela debe dar un saber de base y el gusto de cultivarlo. Es su misión. En las corrientes actuales como el paradigma constructivista, se intenta conectar la educación con la vida cotidiana. Hay que captar al menos las raíces de los conocimientos esenciales, sus bases históricas, comprender la lógica de una disciplina y aprender a utilizar bien los instrumentos intelectuales. No se pueden complacer los estudiantes con lo que se supone que es útil para superar un examen. Hay que reaccionar ante esta obsesión y mostrar el verdadero objetivo del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Google
 


 

 

 

 

Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix