DUDAS SOBRE EL PARTO

Preparación para el parto

La gestación de un nuevo ser vivo es, en sí misma, un milagro de la naturaleza y una alegría inmensa para los futuros padres. Sin embargo, toda experiencia nueva puede llenarnos de ansiedad y despertar ciertos temores que son naturales. El parto, es el proceso mediante el cual el feto es expulsado del útero por la vagina cuando está a termino, comienza con contracciones irregulares del útero cada 20 o 30 minutos debidas a la estimulación por parte de una hormona llamada oxitocina liberada por la glándula hipófisis situada en la base del cerebro. A medida que avanza el proceso, aumenta la frecuencia e intensidad de las contracciones debido a que la oxitocina es liberada en mayor cantidad, está hormona actúa sobre el útero produciendo estas contracciones. La duración normal del parto para una mujer que espera su primer hijo es de 13 a 14 horas, y unas 8 o 9 para una mujer que ha dado a luz antes. No obstante, existen grandes variaciones en cuanto a la duración del parto.

El parto en sí mismo, sobre todo para una mamá primeriza, puede transformarse en una experiencia atemorizante cuando no nos preparamos para ese momento. Saber todas las alternativas que conllevará, prepararnos con ejercicios de relajación y respiración y compartir nuestros temores con otras personas que pasen por la misma situación puede ayudarnos a vivir el parto como una de las experiencias más felices y positivas de nuestra vida.
Elida Barbero es Obstetra, y a través de tres décadas de trabajo ha acumulado una amplia experiencia en la preparación de parejas en cursos de psicoprofilaxis para el parto. Ella responde algunas de las dudas que son frecuentes, aportando consejos prácticos y conceptos para la reflexión.

¿Cómo debe prepararse una pareja, en especial la embarazada, para esperar el parto?
Una pareja debe prepararse para el parto con información recibida a través de lecturas y cursos de psicoprofilaxis obstétrica. Existen técnicas de preparación llamadas de parto sin temor y sin dolor que aportan tranquilidad y seguridad. Estos cursos se dictan a nivel privado en clínicas y sanatorios, e institucional en hospitales y en centros de salud.

La embarazada, en especial, debe adquirir una actitud positiva que le permita colaborar con los profesionales, logrando que su parto sea vivido como una experiencia feliz. Esto se logra conociendo y comprendiendo todas las posibles alternativas de su parto para que, llegado el mismo, nada la sorprenda ni la asuste. Debe elaborar sus miedos con otras mamás que comparten sus temores y expectativas. El aprendizaje de técnicas de respiración y de relajación le va a permitir manejar y atenuar las sensaciones dolorosas del parto, evitando un sufrimiento físico y psíquico innecesario, viviendo este acontecimiento como feliz y gratificante.

¿En qué momento se considera que comienza el trabajo de parto? ¿Qué siente la mamá y qué se debe hacer entonces?
El trabajo de parto se inicia cuando las contracciones del cuerpo del útero se producen con tal intensidad que actúan sobre el cuello uterino para dilatarlo unos diez centímetros aproximadamente.
La futura mamá percibe que las contracciones que hasta ese momento sentía sólo como "vientre duro" pasan a percibirse como un dolor agudo e intermitente. Éste se registra en el bajo vientre y suele irradiarse hacia la cintura, como un tipo de "dolor menstrual". Son al principio irregulares, espaciados y de poca intensidad pero a medida que pasan las horas se tornan más regulares y con un ritmo creciente en su frecuencia, duración e intensidad. A veces este síntoma se acompaña de otros signos, como la pérdida de líquido amniótico o rotura de la bolsa o pérdida de un tapón mucoso. Ante estos síntomas debe acudir a internarse.

¿Qué rol cumple el papá?
El rol del papá es acompañar, apoyar y contener afectivamente a la mamá. Esto le brinda a la mujer la energía necesaria para no sentirse desbordada en una situación tan especial como es el parto.

¿Qué deben hacer la embarazada y las personas que se encuentran con ella en ese momento cuando no es posible llegar a un hospital?
Cuando no es posible llegar a un centro asistencial y el parto es inminente es muy importante que las personas que se encuentran en ese momento sean capaces de mantener tranquilidad y de poder manejar la situación. Deben pensar que un nacimiento que se precipita generalmente evoluciona bien y sin complicaciones. La mamá también debe mantenerse tranquila y pujar o hacer fuerza para ayudar al nacimiento de su hijo. La persona que decida atender el parto debe hacerlo teniendo en cuenta las más estrictas reglas de higiene de manos, instrumentos, sábanas, etc. Se deben extremar los cuidados para que el bebé no se enfríe. Apenas se pueda, llegar a un hospital que es lo más recomendable.


¿Qué consideraciones especiales hay que tener cuando la fecha del parto se adelanta?

Si el parto se adelanta, depende de cuánto tiempo. Si esto ocurre varias semanas antes de la fecha calculada es imprescindible trasladarse a un centro asistencial que cuente con servicio de neonatología para la correcta asistencia del bebé prematuro.

¿Qué pasa cuando esta fecha se atrasa? ¿Es riesgoso?
Cuando la fecha probable se atrasa es riesgoso para el bebé. Por ello se debe consultar al profesional que controla ese embarazo, quien con monitoreos evaluará la salud fetal y decidirá la forma y momento de terminación de la gestación.
Existen muchos controles que la pareja debe respetar, siguiendo las indicaciones del profesional que los asiste. De estos controles depende muchas veces el éxito de la gestación y la futura salud de la mamá y de su bebé.
Si bien la mujer cuenta con registros instintivos que la asistirán en su función de procreación, el apoyo profesional es muy aconsejable.

Google
 


 

 

Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix