La higiene del bebe y el cambio de los pañales

Los padres primerizos a menudo dicen que se pasan todo el santo día alimentando y cambiándole los pañales al bebé. Y tienen toda la razón. ¡Un bebé puede manchar hasta diez pañales al día!

El cambio de pañales puede parecer complicado al principio. Pero, con un poco de práctica, se transformará en una tarea sencilla, y de esta manera se mantendrá al bebé cómodo.

Tener todo preparado

Antes de empezar, prepare todo lo que va a necesitar.

Asegúrese de que tiene todo a mano. Nunca se debe dejar a un bebé sólo, ni siquiera un segundo . Hasta un recién nacido le sorprendería por su capacidad para rodar sobre sí mismo.

Lave los genitales externos del bebé

Utilizando, trozos de algodón mojados en agua o bien toallitas limpiadoras para bebés, limpie suavemente los genitales del lactante de delante a atrás (nunca al revés, sobre todo en las niñas, para evitar diseminar las bacterias procedentes del recto, que pueden provocar infecciones en el aparato urinario ). Tal vez le vaya mejor levantar las piernas del pequeño para acceder mejor a sus genitales y al ano. No se olvide de limpiarle los pliegues que se forman entre los muslos y las nalgas, porque allí pueden alojarse bacterias que pueden producir infecciones en la piel.

Con los niños, es una buena idea cubrirles el pene con un pañal limpio mientras le cambia los pañales porque la exposición al aire a menudo desencadena la micción –pudiendo salpicar de orina a la persona que los está cambiando. En cuanto haya limpiado los genitales del bebé, séquelo con una toallita limpia y aplique pomada o vaselina para la dermatitis del pañal.

Pañales desechables

Si va a utilizar pañales desechables:

Aquí unos cuantos consejos adicionales a tener en cuenta cuando utilice pañales desechables:

Pañales de tela

A pesar de que la mayoría de padres prefiere utilizar pañales desechables por motivos de conveniencia, algunos padres optan por los pañales de tela, que pueden resultar más económicos (si los lavan ellos mismos). Algunos creen que los pañales de tela son más respetuosos con el medio ambiente o “ecológicos”, pero existe cierta polémica sobre si eso es o no cierto. Los pañales de tela hoy en día son poco utilizados principalmente por la comodidad.

Hay pañales de tela de muchas formas y tamaños. Los pañales de tela tradicionales pueden venir plegados (predoblados) o planos (en forma cuadrada o rectangular) y requieren el uso de imperdibles. Los más modernos son rellenables, como los desechables, y vienen con cierres tipo velcro . Otros accesorios relacionados con el cambio de pañales son las capas absorbentes (algunas se pueden tirar al inodoro), los pañales dobles para una protección adicional por la noche y los cobertores para evitar pérdidas de orina.

Si usted utiliza pañales de tela tradicionales, hay dos formas de ponérselos al bebé. La primera es el pliegue triangular:

La segunda, el pliegue rectangular, es similar a la forma de poner los pañales desechables:

Aquí unos cuantos consejos adicionales a tener en cuenta cuando utilice pañales de tela:

Prevenir la dermatitis del pañal

No es nada raro que un bebé desarrolle la denominada dermatitis del pañal, una erupción que aparece en las zonas de la piel que están en contacto con el pañal húmedo. Pero si la erupción es persistente y dura más de tres días, puede ser el momento de llamar al pediatra. Para prevenir y curar la dermatitis del pañal, tenga en cuenta los siguientes consejos:

Si utiliza pañales de tela, lávelos con detergentes que no contengan perfumes ni tintes.

Google
 

 

 

Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix