La Homeopatía

La homeopatía fue descubierta en el siglo XVIII por el doctor Samuel Hahnemann, la homeopatía se basa en la ley de similitud entre el medicamento y la enfermedad "Toda sustancia capaz de provocar síntomas patológicos en un individuo sano, es capaz, a dosis infinitesimales, de tratar esos síntomas en un individuo enfermo". Aplicando esto la homeopatía utiliza sustancias orgánicas y minerales para estimular el sistema inmunitario.

La homeopatía se basa en dos leyes:

LEY DE LA SIMILITUD O LEY DE LOS SEMEJANTES.

LEY DE LA INFINITESIMALIDAD.

Es todo un Método Terapéutico que consiste en dar al enfermo dosis bajas o infinitesimales de la sustancia, que administrada a dosis altas y a sujetos sanos, provoca en ellos síntomas semejantes o parecidos a los del enfermo.

Ejemplos:
En dosis elevadas, la Ipecacuana provoca náuseas y vómitos; en cambio, a dosis infinitesimales, cura las náuseas y los vómitos.

Los derivados del cornezuelo de centeno, provocan toxicológicamente hipotensión, vasodilatación encefálica y cefalea. Estas sustancias se utilizan en dosis más bajas para el tratamiento de cefaleas, jaquecas, trastornos circulatorios cerebrales, etc.

Absorción sublingual de los productos homeopáticos: Se deben dejar disolver los medicamentos homeopáticos debajo de la lengua. Esta zona muy irrigada permite una entrada rápida al torrente sanguíneo del medicamento.

No deben tocarse los medicamentos homeopáticos con las manos, con lo cual evitamos que puedan deteriorarse.

La menta es incompatible con el tratamiento homeopático: productos como el mentol y ciertas esencias disminuyen o suprimen la acción de la homeopatía por su efecto vasoconstrictor y porque compiten en la absorción.

Un mismo medicamento puede tratar patologías diferentes.

Ej.: BELLADONA: Indicada a la vez para curar unas anginas, forúnculos y las insolaciones. Los signos de este remedio son: "Edema, calor, dolor y rubor" y cuando alguno de estos síntomas se presentan, BELLADONA es el remedio de elección.

Ventajas del medicamento homeopático

1) Eficacia total comprobada a lo largo de millones de tratamientos.

2) Sustancias naturales.

3) Medicamentos carentes de agresividad farmacológica, es decir:

4) Aptos para todo tipo de pacientes

ELABORACION DEL MEDICAMENTO HOMEOPATICO

Los medicamentos homeopáticos se elaboran con sustancias de origen vegetal, animal y mineral y su fabricación se realiza en varias etapas perfectamente delimitadas y definidas.

En cada una de las etapas de la fabricación del remedio homeopático se realizan multiplicidad de controles para determinar la calidad del producto.

El estado y la calidad del material utilizado, así como la supervisión del personal, garantizan el respeto riguroso de las prácticas de buena fabricación.

Sea cual sea el origen de la sustancia a utilizar, lo primero que debe obtenerse, para homeopatizar una sustancia, es la llamada TINTURA MADRE (abreviado=TM). A partir de esta TM se van a obtener las distintas diluciones homeopáticas.

DILUCIONES HOMEOPATICAS

Una de las leyes de la homeopatía era, la ley de la infinitesimalidad de las dosis, por lo tanto para hablar realmente de remedios homeopáticos debemos hablar de dos operaciones esenciales y que le dan su identidad a la Homeopatía y que son: la dilución y dinamización.

Las diluciones se realizan en una sala especial con aire filtrado y bajo una campana de flujo laminar que genera aire purificado.

La dilución consiste en una serie de operaciones sucesivas de reparto de la cepa en un vehículo inerte, generalmente el alcohol.

Dinamización: Se define como el proceso por el cual se le proporciona a una solución, un mínimo de 100 agitaciones enérgicas por minuto. Cuando es trituración esta dinamización se realiza en un mortero. Cuando es dilución (medio líquido) esta dinamización se hace mecánicamente con un aparato llamado DINAMIZADOR que garantiza un tiempo de dinamización y un número de sacudidas exactas y constantes.

Google
 

 

 

Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix