¿Qué son los calambres?

Los calambres producen una sensación muy desagradable que es causada por una contracción involuntaria del músculo estriado esquelético. Generalmente se produce a causa de una falta de oxigeno en los músculos o por la pérdida de líquidos y sales minerales, y como consecuencia genera un esfuerzo prolongado, movimientos bruscos y un dolor muy intenso. El envenenamiento o ciertas enfermedades también pueden causar calambres, particularmente en el estómago, pero a diferencia de los músculos estriados, el estómago es un órgano formado de músculo liso.
Suele pasar en las personas sanas, especialmente después de un ejercicio intenso y con gran actividad muscular, también suele suceder cuando hay ausencia de potasio en sangre. Algunas personas tienen calambres en las piernas mientras están durmiendo, que es lo más frecuente. Los calambres pueden ser consecuencia de una alteración de la irrigación sanguínea a los músculos; por ejemplo, después de comer la sangre fluye principalmente hacia el aparato digestivo más que a los músculos. Los calambres suelen ser inofensivos, no requieren tratamiento y la forma de prevenirlos es evitando el ejercicio después de comer y haciendo estiramientos antes de practicar ejercicios y al irse a dormir.

El músculo para contraerse necesita de energía que proviene de los nutrientes, muy específicamente de la glucosa. Esta glucosa es absorbida a nivel intestinal y proviene de los azúcares y es degradada con el consumo de oxígeno y producción de agua, anhídrido carbónico y energía. Este proceso se denomina glucólisis.

En condiciones normales el organismo está capacitado para absorber suficiente cantidad de oxígeno, pero en caso de realizarse algún esfuerzo físico prolongado, esta cantidad puede ser insuficiente.

En ausencia de oxígeno, la glucosa se transforma en ácido láctico, en un proceso llamado fermentación, que si se acumula en cantidad excesiva, provoca el calambre muscular.
Cuando el esfuerzo físico se interrumpe, el ácido láctico va al torrente sanguíneo, donde es destruido y, así, el espasmo concluye.

Google
 


 


Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix