El colesterol

El ser humano necesita pequeñas cantidades de colesterol para el normal funcionamiento del organismo, lo que incluye la fabricación de un grupo importante de hormonas.

¿Pero que es en si el colesterol?
El colesterol es un lípido, perteneciente a los esteroles que son alcoholes sólidos, es el más ampliamente distribuido.
Existe en casi todos los tejidos animales pero abunda de manera especial en el cerebro, la medula espinal y cálculos biliares, y que normalmente es producido el organismo, especialmente por el hígado.
Sin embargo el exceso de colesterol en la sangre tiende a acumularse en las arterias (los vasos que transportan sangre, oxígeno y nutrientes a las células del organismo) que puede dar a lugar a la formación de fibrosidades, generándose la enfermedad conocida como Arterosclerosis, el endurecimiento de las paredes arteriales.

Dicho proceso restringe la circulación sanguínea, hace subir la presión arterial y conduce a ciertas formas de enfermedades cardiovasculares, como infarto cardíaco (la obstrucción total) y la angina de pecho (la obstrucción parcial) de las arterias coronarias, responsables de alimentar al músculo cardíaco.
Sin embargo la arterosclerosis no sólo puede afectar el corazón sino que también puede producir Embolia Cerebral (obstrucción de una arteria cerebral, que puede causar pérdida del habla, de los movimientos corporales y hasta la vista).

El infarto y los accidentes cerebrovasculares (ACV) causan el 25% de las muertes que se producen en el mundo, aproximadamente 12 millones de personas al año. El mayor porcentaje de las víctimas tienen menos de 65 años. En vista del aumento actual de la esperanza de vida, estas muertes deben considerarse como prematuras y podrían disminuir simplemente controlando nuestro colesterol.

¿QUÉ FACTORES SON LOS RESPONSABLES DEL AUMENTO DE LOS NIVELES DE COLESTEROL EN LA SANGRE?

Factores genéticos Hipercolesterolemia Familiar que provoca un aumento en la producción de colesterol y una disminución de su eliminación desde el torrente sanguíneo.
Pero el factor primordial es externo al organismo por una dieta demasiado rica en grasas saturadas (Enlaces Simples) Y ácidos grasos trans (AGT). Éstos se encuentran principalmente de grasas animales como: grasa de carne, la grasa de la leche, la mantequilla, el queso, y grasas vegetales como: la margarina y todos sus derivados, galletas dulces y saladas, panes industrializados en rebanadas, blancos como integrales, hasta en algunas golosinas.
Otras fuentes importantes de colesterol son los huevos, las vísceras, como los sesos y el hígado. Estas grasas aumentan el LDL (colesterol malo) y disminuyen el HDL (colesterol bueno)

Así como el consumo de ácidos grasos saturados y AGT aumentan la colesterolemia los ácidos grasos insaturados (Monoinsaturados y Poliinsaturados) disminuyen el colesterol LDL y aumentan el HDL.
Las grasas monoinsaturadas (con un doble enlace e isomería cis) están presentes principalmente en el aceite de oliva Las grasas poliinsaturadas (con varios dobles enlaces e isomería cis) están presente en los aceites de girasol, maíz, soja y arroz. Cabe recordar que estos aceites deben consumirse crudos, nunca en frituras porque las altas temperaturas descomponen las estructuras de los mismos y transformándolos en AGT perjudiciales para la salud.

¿Qué se debe hacer para disminuir el colesterol en la sangre?

La disminución del colesterol LDL puede frenar el avance de la Arterosclerosis y en algunos casos puede incluso a llegar a corregirla.
Para disminuir el colesterol malo se debe cambiar hábitos alimenticios como por ejemplo comer alimentos a la parrilla, horneados o hervidos (no fritos), leche descremada , carnes sin grasas. No comer margarinas y derivados. Perder peso y hacer ejercicios con regularidad, como caminar andar en bicicleta o correr, también ayudan a controlar el colesterol de baja densidad LDL y aumentar los niveles sanguíneos del colesterol de alta densidad HDL.

Google
 

 


Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix