¿Qué es la Hidrocefalia?

 

Es una palabra que significa "agua en el cerebro", y se refiere a la acumulación de líquido dentro del cráneo, lo cual lleva a que se genere un hinchazón en el cerebro.

La hidrocefalia se genera por un problema en el flujo del líquido que rodea al cerebro, denominado líquido cefalorraquídeo o también LCR.  Éste líquido rodea al cerebro y a la médula espinal y ayuda a amortiguar al cerebro.

Este líquido normalmente circula a través del cerebro y la médula espinal y es absorvido por el torrente sanguíneo. Las causas por las cuales puede elevarse el niveles de LCR en el cerebro son:

El flujo de LCR se bloquea por algun motivo
El LCR no logra absorberse correctamente  en la sangre.
El cerebro genera demasiado LCR

Demasiada cantidad de LRC ejerce mucha presión sobre el cerebro empujandolo hacia arriba contra el cráneo y dañando su tejido.

La hidrocefalia puede generarse mientras el bebé está creciendo en el útero materno, y es común en bebés que sufren de mielomeningocele, el cual es un defecto congénito en el que la columna vertebral no se cierra correctamente. También pude deberse a defectos genéticos o Ciertas infecciones durante el embarazo.

En los niños pequeños, la hidrocefalia puede deberse a: Infecciones que afecten al sistema nervioso central (como puede ser meningitis o encefalitis), más que nada en bebés, Sangrado intracerebral durante o poco tiempo luego del parto (se da mas que nada en bebés prematuros), Lesión antes, en o luego del parto, que incluye una hemorragia subaracnoidea, Tumores en el sistema nervioso central, que afecten cerebro o médula espinal, Lesión o traumatismo.

La hidrocefalia suele presentarse frecuentemente en niños, aunque hay otro tipo, llamado hidrocefalia normotensiva que afecta adultos y ancianos.

Los síntomas de la hidrocefalia varían dependiendo de la edad, la cantidad del daño cerebral y lo que lo este causando.

En los bebés la hidrocefalia provoca que la fontanela (área blanda) protruya y que la cabeza sea más grande de lo normal, otros síntomas pueden ser: Ojos que parecen estar mirando hacia abajo, Vómitos, Irritabilidad, Somnolencia, Convulsiones y Suturas separadas.

Los síntomas en niños mayores pueden ser: Llanto breve, chillón y agudo, Vómitos, Cambios en la personalidad, la memoria y la capacidad para razonar o pensar, Movimientos lentos o restringidos, Cambios en la apariencia del rostro y en el espaciamiento de los ojos, Crecimiento lento (niño de 0 a 5 años), Estrabismo o movimiento oculares incontrolables, Espasticidad muscular (espasmo), Dificultad para la alimentación, Pérdida de la coordinación y problemas para caminar, Somnolencia excesiva, Pérdida del control vesical (incontinencia urinaria), Dolor de cabeza, Irritabilidad y control deficiente del temperamento.

Una tomografía computarizada de la cabeza es uno de los mejores exámenes para diagnosticar la hidrocefalia.

Si es posible, como tratamiento se puede llevar a cabo una cirugía para eliminar la obstrucción del flujo del líquido.

Si no se puede hacer, se puede colocar una sonda flexible conocida como derivación dentro del cerebro para redireccionar el flujo del líuido, esta envía el LCR a otra parte del cuerpo, como por ejemplo el abdomen, donde puede ser absorbido.

Sin tratamiento, se estima que 6 de cada 10 personas morirán. Las que sobreviven tiendrán grados diferentes de discapacidades intelectuales, físicas y neurológicas.

 
Conoce el libro Sanar con la dieta Alcalina

 

 


Google
 

 

Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix