¿Qué es el sonambulismo?

Es un trastorno del sueño que suele producirse durante la etapa IV del sueño no REM, en el que éste suele acompañarse de ciertos movimientos físicos.

En los niños, suelen sentarse en la cama con los ojos abiertos y una expresión de admiración o sorpresa o pueden salir de la cama sinmostrar conductas vigorosas, ni se recuerde al despertar el contenido de ningún sueño. Frente al sonambulismo plácido entre los niños, el sonambulismo entre los adultos sí conlleva una conducta problemática, ya que se acompaña con frecuencia de conductas físicas vigorosas o violentas, que pueden producir lesiones a la persona que lo padece. Mientras que el niño sonámbulo no suele recordar ninguno de los sueños que han acompañado al sonambulismo, los adultos sí suelen recordar el contenido de sus ensueños y estos son de naturaleza violenta en muchas ocasiones.

El sonambulismo en los niños suele tener una evolución espontánea favorable, lo que respalda la teoria de que se trata de un proceso de desarrollo. Es más frecuente en los niños que en las niñas de edad escolar y se puede asociar a la enuresis (niño que moja la cama).
En los niños de 5 a 12 años se estima una frecuencia, de un episodio, del 15% y de más de un episodio, del 3 al 6%.Sólo en el 1% persisten hasta la edad adulta.

Entre los sonámbulos adultos se repite una temática con frecuencia en los sueños. Suelen ser situaciones en las que se requiere una huida o auxilio inmediato, como bombas a punto de estallar, incendios o edificios a punto de derrumbarse. Estos sueños invitan a un escape inmediato y puede provocar que el adulto salte de la cama.

Entre el 10 y el 20% de los que padecen sonambulismo tienen antecedentes familiares, lo que hace pensar una probable influencia de la herencia.

Los padres nunca deben tratarlo de despertar ni gritarle ni sacudirlo, sino que lo deben guiar de regreso a su cama .
Hay que procurar que el niño sonámbulo duerma bien y descanse. La fatiga y la falta de sueño pueden producir episodios más frecuentes de sonambulismo. Si es difícil despertar a su hijo por la mañana, eso significa que necesita dormirse más temprano, por lo que procure mandarlo a dormir 15 minutos antes cada noche, hasta que logre que el niño se despierte por sí sólo en las mañanas.

El escape violento de la cama puede conllevar choques o tropiezos contra la pared o muebles, causando lesiones con frecuencia. El adulto puede desarrollar un auténtico miedo a lo que pueda pasar durante la noche y suelen crean barreras alrededor de la cama para no dañarse en caso de salidas o cerrar puertas y ventanas para evitar escapar de la casa. En los casos en los que los sueños violentos se acompañan de conductas anormales y salidas de la cama se debe consultar con el especialista, ya que el diagnóstico es sencillo y existe un tratamiento farmacológico eficaz.

Existen determinados factores que pueden precipitar el episodio de sonambulismo, entre ellos la privación de sueño (haber dormido mal la noche o las noches anteriores), el estrés, los estados febriles y sobre todo, el consumo de alcohol. Si un adulto experimenta sueños de contenido violento acompañados de conducta anormal saliendo de la cama, debería consultar con un especialista, dado que el diagnóstico es sencillo y existe un tratamiento farmacológico eficaz.

Muchas veces se producen casos de actividad durante alguno tiempo que luego remiten solos. En estos casos habría que seguir el tratamiento durante un tiempo para luego suspenderlo y observar la evolución del paciente. Esta terapia no es necesaria entre los niños, ya que el sonambulismo infantil no suele tener mayores consecuencias. Basta con garantizar al niño unos períodos de descanso nocturno normales dentro de un horario acostumbrado y observar una correcta higiene del sueño. Los padres deben ser advertidos de que se trata de un trastorno benigno que finaliza a cierta edad.

El episodio de sonambulismo puede ser muy breve (unos cuantos segundos o minutos) o puede durar hasta 30 minutos o más.

Google
 

 

 

Cyber Map | Contáctenos | ©2008 El Vuelo del Fenix