Aguamarina

Cristal verde azulado, de claro a opaco, suelen ser pequeños y redondeados o facetados. Su lugar de procedencia, Estados Unidos, México, Rusia, Brasil, India, Irlanda, Zimbabwe, Afganistán, Pakistán.

El aguamarina es una piedra de coraje. Sus energías calmantes reducen el estrés y relajan la mente.Armoniza el entorno y protege contra la polución. En tiempos pasados se creía que contrarrestaba las fuerzas de la oscuridad y procuraba los favores de los espiritus de la luz. Era llevada por los marinos como talismán para no ahogarse.

Psicológicamente esta piedra es afín a las personas sensibles. Tiene el poder de invocar la tolerancia en los demás. Supera los juicios, da apoyo a quienes se sienten abrumados por la responsabilidad y favorece la toma de responsabilidad por la propia vida. Crea una personalidad recta, persistente y dinápamica. Puede romper viejos patrones derrotistas.

El aguamarina calma la mente, retirando los pensamientos accidentales. Filtra la información que llega al cerebro y clarifica la percepción, afila el intelecto y aclara la confusión. Por su capacidad de llevar los asuntos inacabados a su conclusión, resulta util para cerrar procesos a todos los niveles. Aclara la comunicacipón bloqueada y favorece la autoexpresión. Alivia los miedos e incrementa la sencibilidad.

Espiritualmente agudiza la intuición y provoca clarividencia. Es una piedra maravillosa para meditar pues invoca estados elevados de conciencia y espiritualidad.

Protege el aura y alinea los chakras, limpiando el chakra de la garganta y trayendo comunicaciones de los planos superiores. También alinea los cuerpos físico y espiritual.

Esta piedra resulta útil para aliviar dolor de garganta e hinchazón glandular y problemas de tiroides. Armoniza la pituitaria y la tiroides, regulando las hormonas y el crecimiento. Esta piedra tiene un efecto tonificante general. Fortalece los órganos de limpieza corporales y es de ayuda para los ojos, la mandíbula, los dientes y el estómago. Resulta útil para contrarrestar la miopía y otros problemas visuales, y calma las reacciones excesivas del sistema inmunitario y las enfermedades autoinmunitarias como la fiebre del heno.



Galería de Imágenes