Amatista


La piedra amatista, también conocida como cuarzo morado, es una piedra muy utilizada para meditar, por su efecto sobre las emocionas y la espiritualidad. Conoce sus usos más comunes.

El violeta que domina a la amatista sería un color ideal para la meditación y la introspección, recomendándose en consecuencia su utilización en consultorios médicos, academias, institutos, dormitorios y otras zonas destinadas a la lectura, el estudio, el trabajo intelectual en general y el descanso. Esta es, quizás, una de las propiedades de la amatista más conocidas.

A su vez, calmaría los miedos y las grandes turbulencias emocionales, aconsejándose también su uso contra el insomnio, por ejemplo colocándola bajo la almohada o debajo de la cama. Teniendo en cuenta su alto potencial energético, los expertos también creen positivo tener una amatista en algún rincón especial de nuestra casa.

En el campo de la salud, la amatista es utilizada en tratamientos de gemoterapia para fortalecer el sistema endocrino, ya que estimularía la producción de hormonas. Además, se la aplica para mejorar el sistema inmunológico, dado que favorecería las condiciones de defensa y limpieza del organismo.

Por otra parte, también se la usa para aliviar los dolores reumáticos, incorporándola diez minutos al día sobre la zona afectada. Para potenciar el tratamiento, la persona debe estar acostada y relajada.



Galería de Imágenes